LIBRERÍA
PARA
LEER
Finestres
Compartir
Preguntas Frecuentes
por
Finestres
21.01.2021

¿Por qué Finestres se llama Finestres? 

Por el aforismo Un livre est une fenêtre par laquelle on s’évade, del escritor Julien Green. Nosotros añadimos que un libro puede ser una ventana para evadirse (gracias Monsieur Green), pero también una puerta de acceso a las grandes cuestiones de nuestro tiempo y una herramienta insustituible para crecer espiritualmente. Y algo endiabladamente divertido, desde luego. 

¿Cuándo abrirá Finestres? 

¡En primavera! 

¿Hacía falta otra librería en Barcelona? 

Creemos enérgicamente que sí. En la ciudad hay muchas librerías fantásticas, pero Finestres es diferente. Queremos ser una librería innovadora: en el modo de plantear y exponer el fondo, en nuestras actividades (lee más adelante), en el equipo de profesionales (eminentemente prescriptor) y en la página web (tanto por contenidos como por la venta en línea) y en muchas cosas más. Somos una librería para leer. 

Hmmm. ¿Qué significa librería para leer? 

Finestres es una librería que invita a la lectura. Un espacio diáfano y acogedor que ofrece la posibilidad de pasar largos ratos, en un silencio cálido, leyendo. No es solo una frase bonita ni un lema ornamental.

Queremos que la gente lea en nuestra librería.

Por eso hallaréis ese montón de libros. Y sofás comodísimos. Y al menos un indiscreto. 

Dos librerías llamadas Finestres... una delante de la otra. ¿He bebido? 

No. O quizá sí, y que aproveche, pero realmente tendremos dos establecimientos. Finestres es una librería que la calle Diputación corta por la mitad. A un lado encontraréis Finestres 250, donde tenemos los libros de arte, arquitectura, música, cine, danza, fotografía, diseño, artes aplicadas y moda. Cruzando la calle está Finestres 249, nuestra librería para leer, donde tenemos la ficción, la no ficción, la poesía, el teatro y los cómics. 

¿Durante cuánto tiempo podré leer en Finestres? 

Podrás leer a discreción, no tendremos parquímetros para quien lee, pero te pedimos que utilices el sentido común, compres libros de vez en cuando (somos una librería, al fin y al cabo), mantengas silenciado tu móvil y no importunes a los demás.

¿Podré ir con mi laptop y trabajar en Finestres? 

Preferiríamos que no, con franqueza. No somos un Starbucks ni un coworking

¿Por qué un basset en el logotipo? ¿Vendéis perros? ¿Sois una librería canina, tal vez? 

No y no. El basset del logotipo de la librería es un homenaje a la anglofilia y el confort lector de interiores. Se llama Watson, por razones que no sería necesario especificar aquí, pero no es doctor en ningún campo, más allá de la producción de saliva, la astenia antiatlética y la pose achuchable general. 

¿Quién es el fundador de Finestres? 

Detrás del proyecto está el empresario y filántropo Sergi Ferrer-Salat, una persona apasionada para quien los libros son como enormes ventanas para poder observar, descubrir, crecer, y por encima de todo, tomar conciencia del mundo en el que vivimos y dar sentido a su vida actuando en consecuencia. Cada vez con mayor vehemencia, por cierto.

¿Quién dirige Finestres? 

Un equipo formado por las libreras Àurea Perelló y Mireya Valencia, los escritores Marina Espasa y Kiko Amat, y Camila Enrich, formada como editora y actualmente scout literaria. Los tres últimos se encargan del calendario cultural del espacio, que conciben como un centro cultural, además de librería. 

¿Centro cultural? Eso me suena... 

¡Claro! No solo porque habrá actos de todo tipo y de pequeño, mediano y gran formato, sino porque Finestres impulsa un premio literario y unas becas para la creación muy ambiciosos. El premio es a obra publicada (en catalán y castellano) y la beca, para proyectos de ensayo, y permitirá a los ganadores (una en catalán y una en castellano) trabajar durante un año entero sin tener que preocuparse por las facturas de casa. Las dotaciones serán generosas y las celebraciones, memorables. 

Una librería preciosa, suntuosa y elegante. Me encanta. ¿Quién la ha diseñado? 

Gracias. El mérito es del estudio de interiorismo Quintana Partners. Y el diseño del logo, señalética, web e imagen de marca en general es del estudio de diseño Talking

¿Qué tipo de libros podré encontrar en Finestres? 

¡Libros para leer! Abarca todos los grandes géneros: la narrativa, el ensayo, la poesía, el teatro (¡no quedaba ninguna librería de teatro en Barcelona!), y unos cuantos idiomas, y muchos más subgéneros, y la historia, la antropología, la filosofía, la subcultura, el arte, la política, los libros juveniles, la arquitectura, la música, el cine, la danza, la fotografía, el diseño, los cómics... ¿Continuamos? 

De acuerdode acuerdo, pero... ¿de cuántos libros estamos hablando? 

Arrancamos con unos 40.000 libros. No es por alardear, pero son muchos libros, y queremos acabar teniendo más y los tendremos, porque queremos y caben. Son 800 metros cuadrados de libros, entre las dos librerías. A uno le entran ganas de recorrerlos con carritos de golf. 

¿Antes he leído idiomas? 

Sí. Nos enorgullecemos de la presencia de libros en idioma original en nuestra librería. De hecho, hay numerosos títulos foráneos en tres lenguas (original, catalán y castellano). Naturalmente, no podemos servir libros en todas las lenguas del planeta, y por mucho que desearíamos tener una sección de literatura en gujarati, de momento no es posible. Pero sí tendremos mucha literatura en inglés, francés, alemán e italiano, vasco y gallego. 

¿Finestres es una librería con fondo editorial? 

Nos gusta que nos hagan esta pregunta. Finestres quiere ser, precisamente, una librería conocida por su fondo.

Todo lo que no se encuentra en las librerías más pequeñas, por falta de espacio, se podrá encontrar en Finestres.

Sin renunciar a las mesas de novedades, lo que realmente nos enorgullece son las paredes de fondo editoriales. Os deseamos que de tanto buscar en nuestras estanterías pilléis una tortícolis (benigna). 

¿Qué tipo de libros no voy a encontrar en Finestres? 

Libros infantiles (hasta 6 años), pop-ups, sudokus, sopa de letras, libros de autoayuda (a no ser que consideremos a PG Wodehouse o Enid Blyton como autoayuda), manuales técnicos, libros de YouTubers, libros autoeditados, libros de segunda mano, guías de ciudades, libros de recetas de cocina... Tampoco tenemos prensa diaria ni material escolar, no vendemos sellos ni postales turísticas, y solo servimos revistas culturales escogidas. 

¿Finestres será una librería con cafetería? ¿Podré comer? 

Sí. Invitamos a los lectores y clientes a que visiten nuestra cafetería de la terraza, en Finestres 250, donde podrán tomarse un café, una cerveza o un bocadillo. O incluso que se desplacen hasta Monvínic Store, en la puerta de al lado, recién remodelado y ampliado, que tiene una selección de vinos naturales impresionante y unos quesos y embutidos para llorar de placer. 

¿Qué tipo de actos se realizarán en Finestres? 

Literarios, sobre todo, pero también musicales y poéticos y, ocasionalmente, cómicos (nos encanta la stand-up comedy y no nos importa que lo sepa todo el mundo). También hacemos audiobooks en directo (jerga Finestres para denominar las lecturas en voz alta) y clubes de lectura muy especiales, muy poco canónicos y sin olor a ranciedad museística.  

¿Puedo alquilar un espacio de Finestres para hacer un acto? 

Claro que sí. Es decir, depende. Si buscas un espacio para hacer una barbacoa temática, una fiesta toga, una boda griega o un funeral vikingo, decididamente no. Pero si lo que deseas es un espacio cómodo, elegante, silencioso y eminentemente bibliófilo para hacer actos culturales o encuentros sectoriales, desayunos de prensa o de libreros con autores, nuestras Finestres están abiertas. 

¿Queréis añadir algo más? 

Sí, sí, sí. Una cosa muy importante, y más ahora que la crisis de la covid-19 ha puesto en evidencia la emergencia climática. Queremos ser y seremos una librería sostenible y responsable con el medio ambiente: hemos creado un código de buenas prácticas tanto interno como de cara al cliente para concienciar que desde una librería también se puede ser sostenible. Desde el diseño y la construcción (hemos apostado por el reaprovechamiento, por los materiales y proveedores de proximidad) hasta el día a día de la librería o la venta a través de la página web: creemos que desde el sector del libro también se puede hacer una reflexión y aportar nuevas maneras de hacer.